Metamorphosis

Abrirle la puerta al pasado, aunque sea por un instante, puede ser confuso y revelador. Darte cuenta que no eres la misma persona, que has cambiado y no lo habías percibido.Y entonces te cuestionas si la metamorfosis ha valido la pena.